Alimentos 0 a 4 meses 4 a 6 meses 6 a 12 meses
LÁCTEOS Leche materna en forma exclusiva Leche materna en forma exclusiva

Leche materna y/o fórmula de continuación preferiblemente del tipo parcialmente hidrolizadas o hidrolizadas (hipoalergénicas) para disminuir el riesgo de una  dermatitis atópica y del asma bronquial

 Queso preferiblemente blanco, fresco, al principio en pequeñas cantidades.

   Yogurt, ofrecer pequeñas cantidades en una merienda

 

FRUTAS Ninguna Ninguna

Cambiar la consistencia de las frutas a medida que pasa el tiempo, primero en puré y luego de un tiempo (7 a 8 meses) en trocitos pequeños.

   Se deben seguir ofreciendo diariamente, sin azúcar.

         Las frutas cítricas NO se dan hasta después de los 12 meses.

 

HORTALIZAS(vegetales)

TUBERCULOS

(papa, zanahoria. ocumo, ñame, etc.)

 

Ninguna Ninguna

    Ofrézcale las hortalizas más variadas, esperando una semana para ofrecerle una nueva (calabacín, ocumo, plátano, etc.). Poco a poco se agregan todos y se aumenta la cantidad, primero en puré y luego ir cambiando la consistencia diariamente.

 

CEREALES Y PANES

 

Ninguno Ninguno

Comenzar con cereal de arroz en papilla con fórmula de continuación, ofrecido con cucharilla. Posteriormente puede ofrecerle, uno por vez de avena, trigo, maíz, etc.

    Ofrézcale arroz en grano y pasta muy bien cocida y blanda para que no se atragante, corazón de arepa con mantequilla.

   Como a los 8 meses se dan alimentos que el bebé pueda tomar con los dedos y masticar (galletas, bizcochos, pan) esto ayudará a la dentición 

LEGUMINOSAS

(granos) 

Ninguno Ninguno

  A los 10 meses se puede comenzar a ofrecer una sola clase por vez en pequeñas cantidades de lentejas, garbanzos, caraotas (negras, rojas, blancas) o frijoles, etc. Bien cocidas y blandas. 

CARNES Y HUEVOS Ninguno Ninguno

Se puede comenzar con una pequeña cantidad de pollo o res una vez al día, licuado en la sopa.

   A los 8 meses puede cambiar la consistencia de la carne (molida, picada pequeña).

   No se dará hasta los 15 meses de edad: pescado, cochino, huevo entero. Y si puede esperar el consumo de pescado hasta los 2 años de edad, es mejor, con la finalidad de disminuir el riesgo de la  dermatitis atópica (alérgica) y del asma bronquial

   A los 9 meses se puede iniciar con el amarillo de huevo, únicamente, si su médico se lo recomienda. 

SOPAS Ninguno Ninguno

     Se comienza con las hortalizas ya probadas por el bebé, que no le hagan daño. La sopa se prepara con un trocito pequeño de pollo o res y se va agregando poco a poco cada hortaliza y/o tubérculo; se puede agregar un condimento natural (cebolla, cilantro, etc.) en poca cantidad, sé licua y se ofrece en cucharilla NO en tetero, solo con una pizca de   sal y sin  cubito. 

El primer alimentos que aconsejan algunos pediatras después de la leche son los cereales sin gluten (maíz, arroz). Otros recomiendan empezar con un puré amarillo (zanahoria, zapallo y papa). Que sea un alimento u otro, dentro de los que los bebes toleran, es lo de menos. Lo más importante es que los primeros cereales no tengan gluten, porque si el pequeño tuviera intolerancia a esta sustancia, se podría desencadenar una enfermedad seria, la celíaca, que produce graves trastornos si no es tratada a tiempo.

Cuando empezar
Sí el bebé esta alimentado con mamadera, es aconsejable empezar con los semisólidos al quinto mes de vida. Cuando la lactancia materna continua satisfactoriamente, se puede esperar hasta el sexto mes.
Hoy se posterga ese inicio hasta el sexto mes, debido a que en esta edad el bebé se encuentra p
sicológica y neurológicamente más preparado para aceptar el cambio.
4 Meses 
Hasta este momento, ni los sistemas nerviosos y digestivo del bebé estaban maduros para otros alimentos que no fueran la leche. Pero a partir de ahora, el pediatra podrían aconsejar introducir el uso de la cuchara con postres de fruta en su alimentación.
5 Meses
El bebé ya es capaz de mantener la cabeza erguida y además sabe aceptar y rechazar alimentos. Algunos niños comienzan con las papillas de cereales en este momento. 
6 Meses
Si el pediatra no la ha recomendado antes, el niño probará la papilla de frutas. Y también puré amarillo o verde. Algunos pequeños tardan unos días en aceptar la novedad, pero poco a poco, comienzan a encontrarle el gusto.

Puré amarillo o verde

El primero se elabora con zanahoria, papa y zapallo (sin sal) y con media cucharadita de aceite vegetal. El de verduras -o puré verde- se prepara con acelga o espinaca hervidas y papa, todo bien molido.
El puré

· Los productos elegidos para su elaboración deben ser frescos y de buena calidad.
· No cocer excesivamente los alimentos y utilizar pequeñas cantidades de agua para que no se pierdan vitaminas ni minerales,
· Prescindir de la sal y los condimentos.
· Al moler el puré, se debe añadir el agua necesaria para que tenga una consistencia suave.
· No debe recalentar de una vez para otra. Es mejor cocinar lo necesario para cada día.
· Hay que mantener un riguroso cuidado en la limpieza de todos los utensilios para hacer la comida del bebé.