Búsqueda personalizada













INTRODUCCIÓN.

 

Las alergias son enfermedades que frecuentemente afectan a los seres humanos.  Se estima que alrededor de un 30% de la población tiene alguna enfermedad alérgica, es decir, de cada 100 personas,  30 de ellas tiene algún tipo de alergia.  Además, en los últimos 20 años, se ha incrementado significativamente el número de individuos con alergias.

 

En la mayoría de los pacientes, las alergias alteran la calidad de vida, deterioran el sueño y son responsables de pérdidas de días de estudio o de trabajo.  Por todas estas razones, es importante que los pacientes con alergias sean controlados por su médico y pongan en marcha algunas medidas que puedan reducir, controlar y prevenir los síntomas de alergia.

 

¿Cuáles son las enfermedades alérgicas?.

 

Ejemplos de enfermedades alérgicas son la rinitis alérgica, el asma alérgica, la conjuntivitis alérgica, la dermatitis atópica (inflamación de la piel de origen alérgico), la urticaria alérgica, la alergia a alimentos, la alergia a insectos (como la alergia a la “picadura” de abeja) y la alergia a medicamentos (como la alergia a la penicilina).

 

¿Cómo se manifiestan las alergias?.

 

Todas las enfermedades alérgicas tienen en común la liberación de histamina (sustancia mediadora de la respuesta alérgica) y otras sustancias que producen inflamación en las áreas del cuerpo afectadas, como la piel, la nariz o los bronquios.  La inflamación alérgica se puede manifestar con la aparición de picazón o escozor en ojos, nariz, boca, garganta o piel, hinchazón de los párpados, labios o cualquier otra parte del cuerpo, aparición de ronchas rojas en la piel, tos, ojos rojos, obstrucción de la nariz, aumento de la producción del moco de la nariz, estornudos o dificultad para respirar.

 

¿Qué produce las alergias?.

 

Las enfermedades alérgicas generalmente están asociadas a la exposición o al contacto con ciertas sustancias o partículas que en los individuos alérgicos hacen liberar histamina y conducen a la inflamación alérgica.  En la rinitis y el asma, las sustancias o partículas responsables son el polvo casero, los ácaros (arácnidos microscópicos que se alimentan de las escamas de la piel humana y viven en las almohadas, los colchones, los muebles, los tapetes y las alfombras), la cucaracha, las esporas  de hongos (especialmente en los lugares húmedos, oscuros y mal ventilados), los pólenes de hierbas, árboles y gramas, el gato, el perro y algunos roedores.  En la dermatitis atópica, la urticaria alérgica y la alergia a los alimentos los más involucrados son los colorantes, sustancias para preservar alimentos (por ejemplo, glutamatos), el cerdo, los mariscos, la leche de vaca, las nueces, el maní, el trigo y la soya.  Algunas medicinas pueden producir reacciones alérgicas o semejantes a las alergias como las penicilinas, otros antibióticos y ciertos antiinflamatorios, como la aspirina.

 

¿Cómo prevenir y controlar las alergias?.

 

Para prevenir la aparición de los síntomas de alergia o para ayudar a controlarlos, no sólo hay que cumplir las medicinas indicadas por el médico, también es necesario que el paciente evite en lo posible ponerse en contacto con aquellas cosas que le producen alergia.  A continuación se explican algunas medidas que pueden ayudar a reducir la cantidad de sustancias o partículas que producen alergias.

 

 

LIMPIEZA.

 

El polvo casero en su mayoría está constituido por excremento de ácaros, partículas de ácaros, cucarachas y otros insectos muertos, pelos de animales y células descamadas de la piel humana.  El polvo hace daño en la medida que es suspendido en el aire, lo que facilita el contacto con la nariz, los bronquios, los ojos y la piel.

 

¿Qué debe hacer?.

 

Eliminar el polvo con un coleto o paño húmedo.  Así se evita que se suspendan las partículas de polvo en el aire.  También puede emplear aspiradoras con filtros de alta eficiencia, especialmente diseñadas para retener dentro de la máquina partículas menores a 10 micras.  Las aspiradoras corrientes eliminan el polvo grueso y no filtran el más fino y más dañino.  Las personas alérgicas deben emplear una mascarilla al realizar la limpieza, o estar ausente durante la misma.

 

¿Qué debe evitar?.

 

Barrer, quitar el polvo con plumero, utilizar aspiradora sin filtros especiales de alta eficiencia, sacudir los tapetes, las cobijas y las alfombras.  Todas estas acciones permiten suspender en el aire las partículas más pequeñas de polvo por 24 y hasta 48 horas.  También debe evitar usar detergentes fuertes, pinturas y aerosoles que irritan la nariz, los bronquios y la piel.

 

ÁCAROS.

 

¿Qué debe hacer?.

 

Forrar con un material impermeable (plástico, vinilo o dacrón) el colchón y todas las almohadas.  Así previene que se esparzan los ácaros y que se reproduzcan.  Debe tener en el dormitorio la menor cantidad de muebles y objetos que sea posible, pues los objetos acumulan polvo y por consiguiente partículas de ácaros.  Trate de colocar los juguetes, libros, herramientas, utensilios de cocina y otros objetos dentro de cajas o muebles con puertas que cierren herméticamente.  Así, evita que en ellos se acumule el polvo.  Cuando no las esté usando, trate de guardar las cobijas debajo de las sábanas o en el escaparate. Lave las sábanas y fundas de almohadas dos o más veces a la semana, preferiblemente con agua caliente (esto mata a los ácaros).

 

¿Qué debe evitar?.

 

Usar almohadas y colchones sin forros impermeables, tener objetos que acumulen polvo fuera de cajas o muebles, usar ventilador, este último ayuda a remover el polvo.

 

¿Qué debe eliminar?.

 

En toda la casa, debe eliminar: Alfombras, cortinas pesadas, persianas, tapetes, y en el dormitorio: Edredones, peluches, muñecos de tela, libros, revistas, cuadros y afiches.

 

 

ESPORAS DE HONGOS.

 

¿Qué debe hacer?.

 

Mantener bien ventilada e iluminada la habitación durante el día.  Sacar del escaparate o colocar en bolsas plásticas selladas las prendas que no use frecuentemente.  Tratar de colocar los zapatos fuera de la habitación.  No coloque prendas húmedas en los escaparates.  Coloque las prendas de vestir al sol por varias horas.  Si lo tolera use bolitas de naftalina en las gavetas (estas previenen la reproducción de los hongos).  Coloque deshumificadores eléctricos (tubos térmicos) o químicos dentro de los escaparates.  Si el ambiente de su casa o trabajo es muy húmedo puede usar durante el día equipos eléctricos de deshumificación del ambiente.

 

¿Qué debe eliminar?.

 

Se debe eliminar todas las filtraciones de techos, paredes y baños.

 

 

CUCARACHAS.

 

¿Qué debe hacer?.

 

Con regularidad fumigar o colocar polvos especiales para eliminar las cucarachas.  Evite dejar restos de comida fuera del cesto de la basura.  Emplee sólo cestos de basura que tapen herméticamente.  Trate de mantener tapados los desagües cuando no los esté utilizando (a través de ellos llegan las cucarachas y dentro de ellos se reproducen).

 

 

MASCOTAS.

 

¿Qué debe hacer?.

 

Evitar que las mascotas entren a las habitaciones.  Tratar de tener mascotas de pelo corto o mantenerlas bien afeitadas.  Bañar con regularidad a las mascotas (al menos una vez por semana).  Si se ha demostrado alergia específica a la mascota que posee en casa, plantear enviarla a otro lugar y si es posible sustituirla por otra especie (por ejemplo reemplazar perros y gatos por tortugas o peces).

 

 

CIGARRILLO.

 

¿Qué debe hacer?.

 

No fumar dentro del hogar donde existen personas alérgicas.  El humo irrita las vías aéreas y empeora la rinitis y el asma.

 

¿Qué debe evitar?.

 

Si usted tiene rinitis o asma evite fumar o permanecer en lugares donde fumen.  Si está embarazada, evite fumar.  Los hijos de madres fumadoras tienen más riesgo de desarrollar asma.

 

 

PLANTAS Y PÓLENES.

 

¿Qué debe hacer?.

 

Si se sabe que hay alergia al contacto con pólenes, use aire acondicionado en la casa y cambie con frecuencia los filtros.  Si va en el auto lleve los vidrios cerrados y use el aire acondicionado.  En la tarde o en la noche, apenas llegue al hogar, tome un baño y cambie la ropa para reducir el número de esporas que pudieron adherírsele durante el día.

 

¿Qué debe evitar?.

 

Colocar plantas en los dormitorios.

 

 

ALIMENTOS.

 

¿Qué debe hacer?.

 

Evitar ingerir los alimentos que hayan demostrado producirle alergia.  Revise siempre el contenido de los alimentos que vengan ya preparados para estar seguro que no contienen los alimentos  o sustancias a las cuales presenta alergia.  Si va a comer fuera de casa, pregunte acerca de los ingredientes empleados en la elaboración de los alimentos que piensa ingerir, asegurándose que no contengan los alimentos que le producen alergia.  Anote cualquier síntoma extraño que presente al ingerir un alimento en particular y comuníqueselo a su médico.

 

 

OTRAS MEDIDAS DE UTILIDAD.

 

Si presenta rinitis o asma evite emplear perfumes y cremas o lociones con olores fuertes.  Evite la exposición al humo y a la contaminación ambiental.  Evite los cambios bruscos de temperatura.  Si sufre de alergia en la piel (dermatitis atópica) emplee para el baño jabones neutros de glicerina, tome baños breves, siempre use crema hidratante después de cada baño y emplee ropas de algodón de no destiñan.

 

 

Volver a inicio