Búsqueda personalizada

 

 

PIOJOS (pediculosis)

 

Si es así, y tu hijo no es único. Cada año entre 5 y 12 millones de personas en todo el mundo se infectan con piojos de la cabeza. La mayoría de esos millones de  personas son niños. Los piojos se pueden propagar fácilmente en las escuelas, así que si un niño se infecta, puede que el resto de la clase también lo padezca.

Los piojos son parásitos. Es decir, que necesitan estar cerca de la piel para sobrevivir. Los piojos se alimentan de pequeñísimas cantidades de sangre (mucha menos de la consume un  mosquito). Cuando los piojos empiezan a vivir en el cabello, también comienzan a poner huevos o liendres. Los piojos pueden sobrevivir hasta 30 días e la cabeza de una persona y poner 8 huevos al día.

La parasitosis de piojos se llama PEDICULOSIS y su síntoma principal es el picor del cuero cabelludo.

La pediculosis predomina en grupos de población con mala higiene personal y nivel socioeconómicos bajo. Ocasionalmente hay brotes epidémicos en escuelas, guarderías, etc., aun con condiciones socioeconómicas buenas. La pediculosis de la cabeza es más frecuente que la del cuerpo. Esta última se presenta en vagabundos, en poblaciones muy hacinadas como cárceles, ejércitos en épocas de guerra, etc. y siempre se relaciona con la falta de baño y el uso de ropas sucias por largo tiempo. La transmisión en los dos tipos de pediculosis se hace por contacto directo o por ropas u objetos infectados. Todas las edades están afectadas, pero el piojo de la cabeza es más frecuente en niños. Los piojos tienen gran especificidad de huésped y existen otras especies, que parasitan a los animales y no se adaptan al hombre.

El responsable de la pediculosis pubiana es Phthirus pubis, más pequeño que Pediculus. Su longitud es de 1 a 2 mm y es casi tan ancho como largo. Algunos lo llaman ladillas o con varios nombres populares. Las patas son corta, fuertes y terminan en garras muy desarrolladas, que le permiten fijarse a los pelos más gruesos del cuerpo, como los del pubis, periné, barba, cejas y pestañas. A diferencia de los piojos de cabeza y cuerpo, que se mueven frecuentemente, éstos se fijan a la base del pelo, introducen el aparato picador en la piel y permanecen estacionados por mucho tiempo. Por esta razón su extracción manual es difícil. El prurito de la picadura es muy intenso y generalmente hay lesiones secundarias por el rascado. Las hembras pegan los huevos en igual forma que los otros piojos, pero el número de huevos por hembra generalmente no pasa de 30. El ciclo de vida dura aproximadamente 1 mes. Esta pediculosis es casi exclusiva de adultos y se adquiere en la gran mayoría de los casos por contacto sexual.

El diagnóstico de las tres pediculosis se hace por la sintomatología y la observación de liendres o parásitos adultos.

La prevención se basa en el buen aseo personal y de la ropa y en el pronto diagnóstico y tratamiento. También es importante el tratamiento de otras personas que conviven con los pacientes que sufren pediculosis.

Los piojos del género Pediculus, además de ser ectoparásitos causantes de lesiones, son importantes como transmisores de enfermedades, lo cual se trató en el capitulo anterior.

El tratamiento de la pediculosis por Phthirus se hace también con gammabenceno o se puede utilizar otro de los productos mencionados a la misma dosis que se recomendó para la pediculosis del cuero cabelludo, repitiendo después de 10 a 15 días.     

La forma de transmisión más corriente de los piojos es el contagio directo. Además del contacto persona-persona, el uso de cepillos, peines, gorras y bufandas también es una vía de transmisión. Es importante prestar mucha atención al trenzado del cabello, ya que éste constituye un refugio para los piojos. Por otro lado, las personas con cabello largo y abundante son generalmente más vulnerables que aquéllas con cabello corto. La infestación es frecuente en niños entre 5 y 10 años. Es este período los contactos interpersonales aumentan, ya que se desarrollan actividades grupales como el deporte, los juegos y el estudio. Existe predominio de pediculosis en el sexo femenino. Los piojos pasan muy fácilmente de una persona (de una cabeza) a otra; por lo tanto, es necesario MANTENER MEDIDAS HIGIÉNICAS ADECUADAS:

1. Revisar la cabeza de los niños, sobre todo detrás de las orejas, en la nuca y en el flequillo.

2. Lavar con frecuencia el cabello, por lo menos dos o tres veces por semana.

3. Peinarse diariamente. Limpiar los peines y los cepillos a menudo.

4. No compartir los útiles de limpieza personal.

Una vez que se tiene un niño con piojos es importante evitar el contagio de otras personas. Por ello:

1. Hay que comunicarlo al resto de la familia y a la escuela.

2. Se tiene que desinfectar la ropa y la sábanas, los peines y cepillos, los juguetes y las alfombras y tapizados.

 

Ejemplos:

  • Ropa y sábanas: Lavar a 55°C al menos 20 minutos.

  • Ropa q no se puede lavar: Limpiar en seco o aplicar insecticida químico en polvo.

  • Peines y cepillos: Lavar a 55°C durante 5-10 minutos o sumergirlos 30 minutos en solución pediculicida.

  • Juguetes (sobre todo los de trapo): Lavar a 55°C durante 5-10 minutos o sellarlos en una bolsa de plástico hermética durante 2 semanas.

  • Limpiar los suelos, alfombras y tapizados de la habitación.

 

 

El tratamiento

 

El tratamiento, útil solamente después de la infección, ya que no es preventivo, consiste en consultar al médico, el cual indicará el fármaco adecuado. Hay que seguir estrictamente las instrucciones de los diferentes productos comercializados, teniendo en cuenta que, con muchos de éstos, se tendrá que repetir el tratamiento varias veces.

El tratamiento se basa en el uso de insecticidas aplicados directamente al paciente o a sus ropas. El más utilizado es el lindano o hexacloruro de gammabenceno al 1%, se usa principalmente en forma de champú. Se aplica al cuero cabelludo durante 10 minutos, luego se lava y se repite la medicación a los 8 a 10 días. Muy útil es el uso de Naftalenol Metilcarbamato al 0.5% (Piorel) para su uso externo, aplicando cantidad suficiente para cubrir todo el cuero cabelludo, se deja actuar por 15 minutos, para luego lavar con agua y jabón. Ninguno de los productos mata la liendre, por este motivo se requiere repetir el tratamiento después de 10 ó 15 días, con cualquier medicamento que se haya usado. El gammabenceno no se recomienda en embarazadas o madres en lactancia.

También se usa benzoato de bencilo en loción al 10% o al 25%, para aplicar en el cuero cabelludo o zona afectada, durante 3 ó 4 días, seguido cada vez de baño y cepillado vigoroso del cabello para eliminar liendres.

Otros productos son: el Crotamitón en loción al 10%, para dejarlo aplicado durante 24 horas; el malatión al 0.5% se aplica durante 12 horas; las piretrinas al 0.3% en champú durante 10 minutos y el carbaril al 0.6% durante 15 minutos.

La ivermectina (Ivergot) es un antihelmíntico que se muestra efectivo en el tratamiento de la pediculosis. Se utiliza por vía oral en tableta o en gotas a la dosis de 200 microgramos/kg en dosis única. Comercialmente se consigue Ivermectina al 0.6% como (Ivergot en Venezuela)para tomar 1 gota por kilo de peso en una sola dosis para repetirla 10 a 15 días después. Se usa principalmente en los niños.

Algunas veces se requiere cortar el cabello o el pelo pubiano como medida complementaria, de acuerdo a la gravedad del caso. Si existe infección secundaria es necesario administrar antibióticos y si el prurito es intenso, dar antihistamínicos.

 

Recuerde

  • El tratamiento de la pediculosis necesita tiempo y perseverancia.

  • Respete las normas y las pautas.

  • La pediculosis no tiene nada que ver con la falta de higiene, ni tiene que ser motivo de vergüenza.

Si se respetan las normas de actuación y las pautas del tratamiento recomendadas por el médico, los piojos desaparecen.

 

Articulo escrito por la Dra. Nolis Camacho Camargo Pediatra-Especialista Nutrición y Crecimiento. Mérida publicado en  la Revista MI AMIGO EL PEDIATRA AÑO 3/#4.

 

PULGAS (pulicosis)

 

Se llama así el ectoparasitismo temporal por pulgas, pertenecientes al orden Siphonaptera. Existen varios géneros y especies que afectan a los animales y al hombre. Como no hay especificidad estricta de huésped, peden ser transmisores de algunas zoonosis.

Las pulgas de mayor importancia médica son: Pulex irritans o pulga del hombre; Xenopsylla cheopis de las ratas; Ctenocephalides felis del gato. También se incluye dentro del mismo orden a Tunga penetrans o nigua.

Las pulgas son insectos ápteros, aplanados lateralmente, de aproximadamente 2mm de longitud. La cabeza es pequeña, provista de un aparato bucal adaptado para penetrar la piel y chupar sangre. La clasificación de las especies se basa en las estructuras quitinosas en forma de peine, llamadas ctenidios, que pueden existir en la cabeza y en el tórax; en la morfología de la espermateca en las hembras y en otras características morfológicas. El cuerpo es quitinoso y resistente. Las patas son fuerte y grandes, especialmente las posteriores, que le sirven para saltar, además están provistas de uñas que utilizan para adherirse al huésped o a la ropa.

Estos insectos se producen fuera de los huéspedes y tienen una metamorfosis completa. Los huevos son depositados en el suelo o en muebles cercanos a donde viven los huéspedes. Después de varios días de incubación dan origen a pequeñas larvas masticadoras en forma de gusano, que se alimentan de restos orgánicos, mudan varias veces y al cabo de varias semanas se transforman en pupas. En este estado viven un tiempo muy variable, entre días y muchos meses. Dan origen a los adultos hematófagos que sólo atacan a los huéspedes de manera transitoria para alimentarse. Estos adultos pueden sobrevivir largos períodos de ayuno.

La picadura se observa como una mácula con un punto central rojizo, que corresponde a una petequia dejada por la introducción del aparato picador. Esta lesión es intensamente pruriginosa y por los efectos del rascado, aparecen excoriaciones e infecciones secundarias. Cuando existen picaduras múltiples, se origina un síndrome pruriginoso severo.

En la mayoría de los casos no se requiere tratamiento médico. En infecciones intensas se recomienda el uso de aplicaciones antipruriginosas. El control de las pulgas se hace utilizando insecticidas ambientales como DDT al 5% 0 10%, gamexano al 1%, etc., y deltametrina, aplicación que se debe repetir cada 15 días en varias ocasiones, teniendo precaución de que penetre por las pequeñas hendiduras u orificios del suelo. Fuera de lo anterior es indispensable el aseo frecuente de las viviendas, lavado de ropas, eliminación de roedores, desparasitación de animales domésticos, limpieza de colchones y ropas de cama, etc. Para las personas alérgicas a la picadura de pulga existen alérgenos para hiposensibilización.        

 

 

Volver a inicio