Los niños que asisten a guarderías y preescolares están en contacto con otros niños que pueden padecer alguna enfermedad, aunque éstos no presenten ningún  síntoma.  En el caso del neumococo, la bacteria pueden pasar a otra persona aunque la que lo transmita esté sana.

La frecuencia de las enfermedades que ocasiona el neumococo se ha incrementado en los últimos años debido, sobre todo a la resistencia a los antibióticos que ha ocasionado el uso y el abuso de este tipo  de medicamentos para tratar las enfermedades infecciosas.  Es especialmente resistente a algunos antibióticos como la penicilina, que durante mucho tiempo fue el tratamiento más común.

En la actualidad, el tratamiento de las enfermedades producidas por el neumococo es difícil y costoso porque requiere de antibióticos cada vez más modernos que puedan destruirlo.  Además, requieren, en muchos casos, de hospitalización.

Afortunadamente, la aparición de las enfermedades que ocasionan el neumococo, se puede prevenir con vacunas que ayuda al niño a crear defensas para luchar contra esta bacteria.

PELIGRO CONSTANTE

El neumococo, al igual que otras bacterias y virus, se transmite a través del contacto cercano.  Se contagia tan fácilmente como la gripe, por contacto directo, como los besos o las manos cuando éstas no son aseadas, o a través de las pequeñas gotas de saliva expelidas al toser o estornudar.  Una de cada diez personas es portadora asintomática de las bacterias, que generalmente se alojan en la parte posterior de la garganta o nasofaringe, pero casi nunca producen la enfermedad.

Esa bacteria, que no supera la 0,2 milésima parte de un milímetro, es causante de numerosas enfermedades infecciosas, algunas de ellas potencialmente mortales, en especial en personas que no pueden defenderse adecuadamente por ser inmunocomprometidos, como los niños con VIH o Sida, leucemia, enfermedad pulmonar crónica, del corazón o del riñón, por ejemplo.

El neumococo es el principal responsable de enfermedades invasivas como la neumonía y la meningitis, esta última puede ocasionar secuelas tan graves como la pérdida de audición, problemas de aprendizaje, dificultad en el habla y retraso en el desarrollo de habilidades para la movilización, la coordinación y el aprendizaje.

Es la primera causa de muerte infantil en el mundo, cada año mueren más de un millón doscientos mil niños tan sólo en países en vías de desarrollo.  Es la primera causa bacteriana de la neumonía.  El 70 por ciento de las neumonías adquiridas fuera del hogar son producidas por el neumococo.  Es la primera causa de meningitis en niños menores de 2 años; enfermedad que produce secuelas neurológicas en el 25 por ciento de los afectados.

VACUNAS PARA GRANDES Y NIÑOS

Existe en el mercado una vacuna polivalente contra el neumococo denominada Neumo 23 (Neumovax), la cual se la deben colocar todas las personas y en especial las personas mayores de 60 años, alérgicos, asmáticos, fumadores, alcohólicos, cirrosis, enfermos del corazón, diabéticos, que sufren con frecuencia de gripes, que les han extraído el bazo, tienen Sida, etc. Es una vacuna de origen europeo que protege contra 23 serotipos diferentes de neumococos.

Por otro lado existe la vacuna denominada Prevenar, que es la que se debe colocar a los niños hasta los 2 años de edad.  Esta fue elaborada en los Estados Unidos, debido a que la vacuna de origen europeo (Neumo 23), no cubre a los niños menores de esa edad.

Por eso, cuando un niño asiste a la guardaría o preescolar, es recomendable que los padres hablen con el pediatra para saber si es conveniente aplicar la vacuna contra el neumococo y así proteger con mayor seguridad a su hijo evitando que se enferme.

MENINGITIS, ENFERMEDAD QUE PUEDE DEJAR GRAVES SECUELAS

En este caso, la bacteria alcanza el sistema nervioso central, afectando las meninges, que es un revestimiento delgado que protege el cerebro; los vasos sanguíneos que recorren el cerebro y la médula espinal.  El desarrollo de la enfermedad es muy rápido, (24 a 36 horas) por lo que es extremadamente importante llevar al niño al hospital para que el tratamiento comience de inmediato y puedan evitarse las secuelas como parálisis cerebral, sordera, convulsiones, e incluso la muerte.

EL ABUSO DE LOS ANTIBIÓTICOS HACE MÁS RESISTENTE AL NEUMOCOCO

Una vez que se confirma la infección por neumococo, habitualmente el tratamiento se realiza a base de antibióticos.  Sin embargo, algunas variedades de esta bacteria, han desarrollado resistencia a los antibióticos que normalmente las mataban, especialmente a la penicilina.  Estudios han demostrado que esa resistencia es causada, principalmente, por el abuso de los antibióticos tanto por parte de los médicos como por la de los pacientes.

Se deben tomar en cuenta los siguientes puntos para evitar el abuso de antibióticos:

Los principales síntomas de la meningitis incluyen fiebre alta, dolor de cabeza, vómitos, pérdida de apetito, convulsiones y erupción de manchas purpúreas o cardenales que no desaparecen con la presión, entre otros.  En los bebés se manifiesta por llanto agudo o estridente, pérdida de apetito, fontanela superior tensa o abombada, expresión perdida o en blanco y fiebre, acompañada en ocasiones de manos y pies fríos.

La meningitis por neumococo es una de las más serias, ya que muchos de los niños que la padecen, (entre el 10 y el 30%) mueren.  Por eso es muy importante prevenirla con una vacuna.

EN 70% EL NEUMOCOCO ES CAUSANTE DE NEUMONÍA

La neumonía, también conocida como pulmonía, es una enfermedad relativamente frecuente que puede ser causada por distintos tipos de gérmenes como bacterias, virus y hongos.  Los pulmones se congestionan con fluidos y células provenientes de los tejidos dañados como respuesta al ataque del germen, ocasionando que se inflamen y provocando dificultad para respirar.  El tratamiento el largo y costoso, ya que se suele requerir de hospitalización por períodos superiores a una semana.

una de las más graves de todas ellas es la neumonía por neumococo, que es la causante en un 70 por ciento de los casos.

Empieza repentinamente con escalofrío, fiebre, dolor agudo en la pared del tórax, tos, generalmente acompañada con sangre o con flemas amarillo-verdosas; respiración dificultosa y rápida.  Aun cuando los adelantos científicos han permitido el manejo de la enfermedad, ésta continúa siendo una de las principales causas de muerte como complicación de enfermedades del corazón, cáncer, etc. y es la primera causa de muerte en el mundo en niños menores de cinco años.

OTITIS MEDIA PUEDE DESARROLLARSE POR UNA GRIPE

La otitis media, inflamación de la parte media del oído, es una de las enfermedades más frecuentes en la niñez.  Tanto que cerca de 67 por ciento de los menores de tres años han padecido alguna vez esta molesta enfermedad.  Puede deberse a muchos tipos distintos de bacterias o virus, lo que suele complicar mucho su tratamiento.  Afecta principalmente a niños pequeños y bebés que todavía no tienen las suficientes defensas para luchar contra los gérmenes que producen otitis.  La presencia repetida de esta enfermedad puede ocasionar alteraciones del equilibrio e incluso sordera.  Además, puede causar meningitis ya que el oído está muy cerca de las meninges y el paso de neumococo puede ocasionar esta enfermedad que es mucho más grave.

Una de las otitis más severas es la que ocasiona el neumococo y requiere de ser tratada con antibióticos.

Puede desarrollarse a partir de una gripe u otra infección respiratoria viral.  Los principales síntomas son, dolor de oído, que en los bebés se manifiesta cuando se jalan la oreja debido al dolor; fiebre, irritabilidad, llanto constante e incluso, secreción purulenta.  Esta infección frecuentemente se torna recurrente.

 

Volver a inicio