Búsqueda personalizada

 



¿Por qué se forma el tapón de cerumen?
R: Para comenzar, debemos saber que todos tenemos unas pequeñas células (llamadas células ceruminosas) que son las encargadas de fabricar naturalmente la cera de nuestros oídos. La función del cerumen es lubricar el conducto auditivo externo y protegerlo de agresiones bacterianas o de agentes que intenten ingresar al oído. Cuando estas células funcionan mal, producen cera en exceso, lo que puede dar lugar a la formación del tapón de cera.

La cera es una combinación de secreción glandular (glándulas ceruminosas y sebáceas) procedente del tercio externo del conducto auditivo externo (CAE) y descamación epitelial. Normalmente migra fuera del conducto por un mecanismo de autolimpieza facilitado por los movimientos de la mandíbula. La normal migración lateral del epitelio en el CAE es responsable de este mecanismo de autolimpieza.
La cera limpia, protege (barrera química y bactericida frente a la infección y barrera mecánica a los cuerpos extraños) y lubrica el CAE.
Cuando fracasan estos mecanismos, la cera se acumula (“impactación”) lo que puede causar síntomas, impedir la visualización del tímpano y/o dificultar la exploración audiovestibular, haciéndose en estos casos necesaria su extracción. El desarrollo de un tapón de cera no está asociado con la higiene personal.
Con la edad, las glándulas responsables del cerumen se atrofian y la cera se hace más seca, lo que facilita su acumulación. También lo favorece una deformidad anatómica, la mayor cantidad de vello en el CAE, los intentos erróneos de extracción (con hisopos de algodón, horquillas...), así como la existencia de obstáculos a la expulsión (audífonos, tapones de oído...). Los tapones de cera son más frecuentes en los usuarios de audífonos.
Los síntomas que puede producir la impactación de cera son: molestia, hipoacusia, desequilibrio o mareo, acúfenos, infección e incapacidad de adaptar los audífonos (porque con cera se taponan y pitan). La hipoacusia es el síntoma más frecuente (que puede llegar a 40-45 dB HL).
Si el paciente está asintomático, la presencia de cerumen no precisa su extracción9, salvo que impida algún procedimiento exploratorio o en poblaciones de riesgo que no son capaces de expresar sus síntomas (pacientes ancianos, niños o personas con afectación cognitiva).
La impactación de cera está presente en uno de cada diez niños, uno de cada 13 adultos y en un tercio de las personas con retraso mental o internadas en un geriátrico6,7. Es una de las causas más frecuentes de asistencia médica (en el Reino Unido, el 4% de las consultas de AP son por tapones y su extracción es el procedimiento más frecuente de ORL realizado por AP)6,10; pero también genera un número importante de reclamaciones e indemnizaciones económicas.
La necesidad de limpiar la cera es inversamente proporcional a la edad (a menor edad, mayor necesidad). En un estudio realizado por Schwartz et al. (1983)12 en niños de 2 a 60 meses, fue necesario extraer la cera en el 57% de los explorados y en un 29% de los que fueron diagnosticados de otitis media aguda (OMA). En un centro de Reino Unido, la presencia de cera en niños de 3 a 10 años impidió visualizar el tímpano en el 43%. Es falso que el calor generado por la inflamación del oído medio licúe la cera y por tanto no es cierta la afirmación de que la presencia de cera excluye la otitis media aguda.


¿A qué puede deberse este mal funcionamiento?
R: A diversas causas. La mas común es por una intensa estimulación del conducto auditivo externo (lo que ocurre al introducir un hisopo o cualquier objeto extraño), pero también puede generarse por problemas de otra índole. Cuando no se elimina normalmente la cera, la misma se va acumulando hasta formar el tapón.

 ¿Cuándo podemos decir que el tapón es molesto?
R: El tapón de cerumen no adquiere importancia en la medida que no obstruya todo el conducto auditivo externo. Pero cuando ingresa agua al oído, con mayor razón si va con jabón o shampoo, el tapón empieza a hincharse y esto desencadena la obstrucción. 

¿Cómo se da cuenta una persona que tiene un tapón de cera?
R: La persona que tiene un tapón obstructivo escucha menos, además sufre de picazón en la zona del oído y por lo tanto una necesidad de rascarse. En el caso de los niños estos escuchan menos, y no lo saben manifestar.

¿Cómo se trata el tapón de cerumen?
R: Hasta hace algunos años el tapón se extraía mediante una técnica llamada lavado de oído, a fuerte presión con jeringa pre llenada. Hoy la extracción se efectúa a través de un sencillo método de aspiración, o bien con micropinzas. Siempre bajo visión otomicroscópica profesional, lo que obliga a la intervención del especialista.

¿Hay manera de evitar la formación del tapón?R: La única manera que puede implementarse es dejar que el conducto auditivo externo funcione espontáneamente. El mismo tiene un sistema de auto limpieza, es decir unos "pelos" que eliminan el cerumen al exterior, y no requiere ningún tipo de higiene. Por ello, todos los elemento extraños - como hisopo y algodones, no solo no ayudan a mantener limpia la zona, sino que aumentan el taponamiento puesto que empujan el de cerumen hacia el interior.

¿Qué hacer cuando se sufrir habitualmente de el problema?

R: En los controles pediátricos habitualmente se examinan los oídos y se dan las instrucciones precisas para prevenir la formación de tapones, o en su efecto se enviara al especialista para su extracción .

Es opinión del joven médico David Rey, médico especialista en Otorrino, quien trabaja en el Hospital Central de San Felipe, lo siguiente:  "y es que los oídos no se limpian, la principal causa de la formación de tapones de cerumen son debidos al uso de los famosos Q-tips...una de las cosas que la gente no sabe es que la piel del oído migra, del centro de la membrana timpánica hacia afuera así que todo lo que este adherido a la pared del CAE (conducto auditivo externo) el oído lo exteriorizará tarde o temprano....de igual forma una de las peores complicaciones, además de la otitis externas, es la perforación de la membrana timpánica, situación que pudiese tornarse quirúrgica dependiendo del caso, ya que normalmente la perforación se cierra sola, pero en ocasiones no lo hace, y las consecuencias pueden ser desastrosas, desde OMC a colesteatomas, sin tomar en cuenta el posible daño oscicular y a la cuerda del tímpano en otras ocasiones...los lavados de oídos son algo aun en muchísima discusión, ya que la única verdadera contraindicación es que la membrana esté rota, sin embargo en manos expertas y habilidosas puede tornarse en un arma muy útil sobre todo para la extracción de cuerpos extraños pequeños....mi maestro Pulido (Barquisimeto) recomienda a esos pacientes fanáticos de la limpieza de oídos que dejen caer el shampoo en los oídos durante el baño, dejar caer un poco de agua de la ducha y sacudir la cabeza para extraer el agua restante, luego con la punta de la toalla limpiar los oídos, asegura que con esto es suficiente.

Si su hijo sufre de dolor o molestias en el oído, de problemas de audición o tiene la incómoda sensación de tener los oídos tapados, hable con el médico. (Que los bebés y niños pequeños se jalen las orejas puede indicar que existe algún problema en el oído) Se venden muchos tratamientos sin receta para quitar la cera, pero no los use sin consultar a su médico.

La conoterapia ha atraído la atención de muchos como un remedio casero para extraer la cera de los oídos (y para lograr un bienestar general), pero los médicos no recomiendan practicarla ya que no se ha comprobado que sea segura ni efectiva. En la conoterapia, se introduce en el canal auditivo un extremo de un dispositivo cónico mientras que el otro extremo del dispositivo se prende fuego con la idea de que el fuego y el cono formen un vacío y extraigan la cera. Pero intentar realizar esta práctica en su casa implica un alto riesgo de quemar el canal auditivo y de perforar, o pinchar el tímpano lo que puede dañar la audición en forma permanente.

Extracción de la cera del oído
En ocasiones, los médicos extraen la cera si esta causa dolor o molestias, o interfiere en la audición, o para ver la cera de cerca y verificar si hay algún problema.

Por lo general, la extracción de c
era se realiza en el consultorio del médico. Es probable que se sienta una molestia, pero no causa dolor, aunque algunos niños pueden sentirse incómodos por el hecho de que alguien les esté tocando los oídos.

Rara vez, cuando un niño no puede quedarse quieto ni cooperar con el médico, el procedimiento se realiza en un quirófano y al niño se le administra anestesia general.

Los médicos usan diferentes herramientas para extraer la cera, incluso un diminuto dispositivo con una curva en el extremo (llamado raspador), dispositivos de agarre y succión, y también un otoscopio (herramienta manual que posee una luz y se usa en los chequeos regulares para ver la parte más profunda del canal auditivo). La extracción de cera tarda solo unos minutos y, por lo general, no requiere otro tratamiento.

Si hay señal de infección, el médico puede recetar un antibiótico en gotas. Pero después de la mayoría de las extracciones, usualmente no es necesario realizar ningún tratamiento en el domicilio.

Si está preocupado por los oídos o la audición de su hijo, consulte a su médico.

Revisado por: Patrick Barth, MD
Fecha de revisión: octubre de 2014

Volver a inicio